En el periodo de adolescencia no se trata de una época fácil y se viven ciertos cambios, necesitan orientación y apoyo del psicólogo tanto los padres como los hijos, puesto que se inician nuevas relaciones tanto con los padres como con el exterior.

La terapia suele funcionar bastante bien con los adolescentes, colaborarán y se sienten por fin escuchados.


La adolescencia es un período de la vida muy confuso, puesto que se incian nuevas relaciones tanto con los padres como con el exterior, se produce una ruptura con el mundo infantil. A todo esto se unen los cambios fisiológicos. No todos los adolescentes viven estos cambios de la misma manera, depende del entorno que tenga cada uno, de las experiencias personales vividas anteriormente, y de las carácterísticas personales de cada joven. Lo que sí está claro es que no se trata de una época fácil, ni para los propios adolescentes, ni para los padres y/o educadores.  No siempre consiguen afrontarla solos y en ocasiones, necesitan orientación y apoyo del psicólogo tanto los padres como los hijos. La terapia suele funcionar muy bien con los adolescentes, colaboraran y se sienten por fin escuchados. De la misma manera, las orientaciones terapéuticas del psicólogo generalmente son bien recibidas por los padres, que se sienten incompetentes en las actuaciones con sus hijos y encuentran en el terapeuta un apoyo para poder seguir adelante. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted